Miércoles 24 Abril 2019

Sobre la portada


Abrir el grifo y ¿beber?

ALICIA AMATE
@aliciamente

La calidad del agua para el consumo es una de las cuestiones más tratadas en la prensa local de 2013. Licitaciones, sondeos, fotos de alcaldes bebiendo en un vaso de plástico el agua que emana de un grifo. El abastecimiento del agua en varias comarcas de la provincia sigue provocando dolor de cabeza.

Ciclo del Agua, Ciclo del Agua, Ciclo del Agua... Los adultos almerienses no habían vuelto a escuchar hablar tanto, y tan seguido, sobre el Ciclo del Agua casi desde sus años de EGB cuando ‘la seño’ explicaba aquello de que “el calor evapora el agua de ríos y mares para formar nubes que, al chocar, provocan truenos y lluvia”. Una forma, más didáctica que acertada, de hacer que niños de pocos años comprendan los fenómenos atmosféricos. Sin embargo, poco (o nada) tiene que ver con el Ciclo del Agua al que aquí nos referimos. En Almería, sobre todo para los miembros de la vida política, hablar sobre Ciclo del Agua hace referencia al agua que sale de los grifos, la que se bebe, y cómo hacer que llegue hasta cada vecino de la provincia con la mayor calidad posible. Aunque en este caso al cómo se debe añadir, además, cuánto.

Cada semana hemos visto cómo el vicepresidente de Diputación, Javier Aureliano García, aparecía ante los medios de comunicación para explicar aprobaciones, certificaciones, licitaciones, adjudicaciones y demás acciones llevadas a cabo por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de ayuntamientos almeriense. Esta cita semanal con García sirve para conocer qué ocurre en la provincia en cualquier ámbito ya que las decisiones de la Junta de Gobierno afectan a los 102 municipios de la provincia de Almería. Entre los temas que se tratan, que van desde las obras públicas hasta el teatro, durante el año 2013 ha habido un protagonista principal claro. ¿Adivinan? El Ciclo del Agua.

No podemos olvidar las carencias históricas en materia hídrica de la provincia de Almería, sobre todo en zonas como las comarcas del interior o el levante. Es por ello que para cada concejal y cada alcalde es esencial garantizar que se va a hacer todo lo posible por acabar con esta problemática. Así, encontramos que durante el año que nos ocupa se ha invertido millones de euros para mejorar el abastecimiento en decenas de municipios de todas las comarcas. Sin embargo, antes de entrar en materia de financiaciones, obras y empresas concesionarias habría que definir ciertos conceptos básicos para entender qué se ha hecho en la provincia en materia hídrica durante los últimos años.

Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP)
o Potabilizadora de Agua: conjunto de estructuras en las que se trata el agua de manera que se vuelva apta para el consumo humano.

Ciclo Integral del Agua: comprende el abastecimiento de agua potable y el saneamiento y depuración de aguas residuales. Este ciclo comienza con la captación y potabilización del agua que, posteriormente es distribuida para el consumo. Finalmente, se recogen y depuran las aguas residuales para ser devueltas al río sin que perjudiquen el entorno medioambiental.

Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR)
o Planta de Depuración: convierte aguas negras o mezcladas en aguas de mejores características de calidad mediante procedimientos físicos, químicos y biotecnológicos.

Depósito de abastecimiento: lugar en el que se acumula el agua destinada al consumo para su distribución.

Sondeo:
obra de captación que se realiza para extraer aguas subterráneas mediante máquinas perforadoras de grandes dimensiones.

Captaciones de agua:
su finalidad es lograr la mayor cantidad con el mínimo coste de energía.

Dicho esto, en las distintas comarcas de la provincia de Almería se han realizado importantes obras para mejorar la calidad del agua potable o el tratamiento de los residuos. Estas obras, realizadas para ofrecer una mejor calidad de vida a los vecinos, han supuesto inversiones superiores a los tres millones de euros procedentes de fondos públicos con más o menos fortuna. De hecho, en la mayoría de los municipios almerienses, los vecinos continúan prefiriendo el agua mineral embotellada para el consumo humano debido a que la calidad del agua potable es para ellos, cuanto menos, discutible.

Una de las zonas más castigadas históricamente en materia de agua es la Comarca del Almanzora. Para comprender cómo comenzaban el año los vecinos de estos pueblos, hay que recordar aquellas lluvias torrenciales ocurridas en septiembre de 2012 que afectaron a infraestructuras tan necesarias como las conducciones de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora. Durante el año 2013 se realizaban obras consideradas de emergencia para reponer las conducciones dañadas y evitar que los 150.000 habitantes afectados se quedaran sin suministro en el año hidrológico 2013-2014. Esta obra en concreto ha contado con una inversión de 18 millones de euros. Con ella se trata de evitar, por ejemplo, que el pantano más grande de la provincia, el de Cuevas del Almanzora, se viese de nuevo con la baja capacidad registrada a finales de 2013, cuando se encontraba al 15’7%, un 35% menos que al empezar este mismo año. Ante esta grave situación, la Comisión de Gestión Técnica Negratín-Almanzora firmaba en diciembre una transferencia de 50 hectómetros cúbicos de agua (el máximo permitido por ley) desde el Embalse del Negratín. Este agua está destinada al consumo humano y el abastecimiento agrícola.

Sin embargo, otra infraestructura afectada como la Desaladora del Bajo Almanzora, también dañada durante las lluvias de 2012 seguía sin ser reparada en el tercer trimestre del año, es decir, doce meses después de sufrir las consecuencias de aquella devastadora tormenta.

Por otro lado, aunque también en esta misma zona y en materia hídrica, municipios como Oria, Olula del Río o Somontín han visto cómo se ha invertido más o menos cantidades de dinero en diferentes obras necesarias para mejorar el abastecimiento. Quizás, por destacar alguna de ellas, la de Somontín es la más relevante (si la importancia si mide en inversión) ya que según aparece reflejado en las aprobaciones de la Junta de Gobierno de Diputación, se han destinado más de 120.000 euros para la mejora y acondicionamiento de la ETAP de Somontín “con el objeto de que cumpla con su función de proveer agua potable que cumpla con todos los criterios sanitarios”. Es solo un ejemplo de inversión en un municipio, aunque no el único, en el que hasta hace casi nada era habitual encontrar cubas de agua en alguna de sus plazas para llevar agua potable a los vecinos.

Sin embargo, pese a muchos esfuerzos, aún son muchos los vecinos que sufren cortes de agua en determinadas épocas del año o que debe recurrir al agua embotellada debido a que la que deberían beber, la que sale del grifo, no es de la calidad suficiente, pese a que cumpla los requisitos de potabilidad establecidos. De hecho, la calidad del agua también ha sido motivo de polémica en otras zonas de la provincia como la Comarca del Andarax donde, por un lado, el Sondeo de La Calderona (Santa Fe) y, por otro, la empresa concesionaria Aqualia han sido motivos de debate no solo entre políticos, sino también en cualquier tipo de foro.

El ambicioso proyecto del Sondeo de La Calderona finalizaba unas obras que parecían eternas en octubre de 2012. Un proyecto que supuso 200.000 euros de inversión y que pretendía ser la solución a los problemas de abastecimiento del Bajo Andarax. Sin embargo, meses después de su inauguración dejó de dar agua. De este modo, para abastecer a los 35.000 vecinos de esta zona de la provincia, la Mancomunidad de Municipios se veía obligada a comprar agua desalada a la capital. Para paliar esta situación, representantes de Junta de Andalucía, Mancomunidad, Aqualia y Azvi (empresa adjudicataria de las obras) mantenían un encuentro para abordar nuevas actuaciones en dicho sondeo. Y así seguimos, Ciclo del Agua, Ciclo del Agua, Ciclo del Agua.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2014, en la sección


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009