Miércoles 16 Octubre 2019

Sobre la portada


‘Curar’ al Levante de las riadas ha costado más de 170 millones de euros… y lo que queda

JENNIFER SIMÓN
@JSimónCarrión

Dos años después de las riadas del 28 de septiembre, que afectaron a infraestructuras, negocios y vidas humanas, encontramos enumeradas en detalle y con cifras, las ayudas que se han recibido en la provincia así como el número exacto de solicitudes de indemnización presentadas.

Un año después del desastre… la calma retornada y el tiempo pasado, los análisis de la realidad se hacen con más racionalidad, porque, aunque el corazón sigue ‘tirando’ de los recuerdos, lo hace, de forma general, con menos virulencia. Las riadas del 28 de septiembre de 2012 arrasaron vidas, casas, trabajos, carreteras, puentes, depuradoras, desaladoras. Arrastraron vehículos, senderos, caminos, muebles, fotografías… pero arrastraron, sobre todo, las ‘culpas’ y las soluciones básicas, hacia el mar del olvido. Nadie entonó el ‘mea culpa’, aunque todos reconocieran los errores, pero, lo más grave, es que nadie ha solventando aún lo que siguen pidiendo los vecinos del lugar que se haga lo necesario para evitar que vuelva a suceder. La unión surgió en un primer segundo del tremendo ‘estruendo’, sobre todo, la de los que se vieron envueltos en primera persona en el suceso, pero después, un reguero de políticos, pasearon y prometieron, cada uno en su lado, en su camino.

Un año más tarde, algo se hizo, no todo, ni mucho menos. Las cifras se manejan al ‘antojo’ del que habla que añade la coletilla del ‘nosotros hemos hecho más, y vosotros todavía tenéis todo esto sin hacer, y habéis hecho menos’, y las secuelas de aquel día todavía perduran y perdurarán en algunos lugares más que en otros, en algunas infraestructuras más que en otras, a unos les perjudicará más que a otros, porque esto, que parece tener que ver con la suerte, puede tener más que ver con la voluntad y las ganas o la implicación real con una zona acostumbrada a renacer una y otra vez, un día tras otro, de las riadas y de las sequías.

Y en datos, que los hay, tan fríos como reales, la interpretación puede ser una clave. Sin olvidar todo lo que queda aún por hacer, por ejemplo, para que la que fue la Zona Cero, la de Puerto Rey y Pueblo Laguna en Vera playa no vuelva a ‘emanar’ imágenes de horror difundidas en medio mundo.

En cifras

Ha hecho falta más de 150 millones de euros en ayudas, indemnizaciones e inversiones públicas, para reparar la mayor parte de los daños ocasionados por el torrente de agua sin control que bajó aquel día hacia el mar. A ello habría que sumar los esfuerzos particulares. Solo a través del Consorcio de Compensación de Seguros, empresa pública dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, se canalizaron alrededor de 75 millones de euros para dar respuesta a las 4.569 solicitudes que llegaron. Un montante que salió, según apuntó la diputada socialista, Consuelo Rumí, acusando al partido del Gobierno de sumarla a las inversiones hechas por la administración nacional, “de las primas que estamos obligados a pagar todos los asegurados en nuestras pólizas para cubrir este tipo de sucesos excepcionales que no cubren las compañías de manera común”.

El diputado nacional, Rafael Hernando, aportó más datos sobre la ‘factura’ que pasó la riada para el Gobierno central por Almería: “el ICO aprobó un crédito de 15 millones de euros, con un año de carencia al 3,8 por ciento y ha realizado préstamos por un importe de 13,3 millones de euros, lo que supone una aplicación del 87%”. Añadió además, “la exención en el pago de módulos que se aplicó en la renta del 2012 para los agricultores afectados que ha supuesto 8,4 millones de euros” y habló de otras bonificaciones que ascendieron a un total de 2,2 millones de euros a la Seguridad Social. Los regantes también contaron con exenciones en el pago del agua por un importe total de 10,2 millones de euros. En cuanto a la reparación de daños en una quincena de municipios del Levante y Almanzora, la Subdelegación del Gobierno apuntó que se destinaron un total de 4,6 millones de euros, resolviendo 80 solicitudes. Y, en la misma línea, de ayudas a pueblos, pero también a particulares y establecimientos se aprobaron un total de 150 expedientes de los 1.264 que llegaron, por un importe de 1.105.000 euros. Un punto de crítica este también para los socialistas que consideran que “si se descuentan las ayudas a corporaciones locales por gastos de emergencia (17 ayudas por un valor de 826.763 euros) y las ayudas por familiares fallecidos (4 ayudas por importe de 72.000 euros), queda un importe para ayudas a particulares de apenas 184.400 euros”.

En comunicaciones, cabe destacar la inversión del Ministerio de Fomento con 4.745.366,98 euros para la reparar los daños en la Autovía del Mediterráneo (A-7) y en la carretera N-340A. La Conferencia Hidrográfica del Segura ha realizado una serie de actuaciones menores para la reparación de daños producidos por las inundaciones por un importe de 1.224.953,48 euros. No obstante, la actuación más importante de la Conferencia ha sido la construcción de once nuevos diques de defensa contra avenidas en la cabecera de la rambla de Nogalte, en Vélez Rubio (Almería), que han supuesto una inversión de más de 4 millones de euros, financiados con Fondos Feder y con fondos propios.

En cuanto a la inversión efectuada por la administración autonómica, cabe destacar el arreglo de las tuberías de los trasvases del Negratín- Almanzora y Tajo-Segura., por un importe de 18 millones de euros. Una obra que ha mejorado la calidad de las mismas y su ubicación, alejándolas del riesgo de volver a ser destruidas con nuevas riadas.

Por otra parte, la consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, repartió 4,27 millones de euros en más de un centenar de caminos rurales en una treintena de pueblos beneficiando a miles de hectáreas de explotaciones agrícolas y ganaderas que se vieron afectadas también en sus accesos.

La Diputación Provincial, por su parte, puso en marcha un plan especial de carreteras de su titularidad, con un importe de 4,8 millones de euros. La actuación más importante y rápida fue la que se produjo para restituir el paso en la vía que une Puerto Rey y Pueblo Laguna en Vera playa. Además, y a través de planes provinciales, se aprobó la actuación en el puente de la N-340 en Antas, el conocido como Puente de los Quince Ojos, por más de 350.000 euros, con el fin de restituir una arteria de comunicación principal para la agricultura de la comarca.

Pero, después de todo, aún queda por hacer… algunos puentes que dividen pueblos, como sucede con el de Los Lobos en Cuevas, que se calcula en 600.000 euros su reparación; o aún más grave, si cabe, la falta de actuación en el río Antas, que sigue siendo la amenaza sobre la costa veratense, porque sigue sin encauzar, y eso es lo que continúan pidiendo los vecinos: que se solvente el mayor peligro en caso de avenidas, ya que las viviendas están donde están, que se haga algo ya para que no se vuelvan a arrastrar casas, coches, negocios… y, sobre todo, no se vuelva a perder lo irrecuperable, vidas humanas.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2014, en la sección


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009