Miércoles 24 Abril 2019

Sobre la portada


El gas se alía con el invernadero contra el efecto invernadero

MARISOL DOUCET
@MarisolDoucet

La eficiencia energética de los invernaderos es un deber que se empieza a llevar a cabo a partir de la instalación de gas natural en estas superficies para conseguir que la energía liberada sea más limpia y económica para el desarrollo de actividades agrícolas. “Frente a la degradación que persiste en el medio ambiente, a las amenazas de la contaminación y los residuos químicos y a los desafíos del cambio climático, la inmovilidad no es una opción".

Apurando los últimos días del año 2013, la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, declaró de utilidad pública el proyecto de ejecución de las instalaciones de gas natural para la distribución en invernaderos de Tierras de Almería (El Ejido). Se cerró así, el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética 2007-2013 abriendo el grifo a una energía más limpia y económica para el desarrollo de actividades agrícolas en fincas rústicas y semilleros.

Huelga destacar la importancia que la agricultura tiene para el municipio de El Ejido y por ende, para el resto de la comarca, por lo que apenas unas cifras son suficientes para indicar claramente que es la actividad económica más significativa tanto en volumen de producción como en parámetros económicos, que en datos se traduce en una capacidad de negocio anual de más de 2.300.000 toneladas y 647 millones de euros en comercialización, o lo que es lo mismo, el 70% del negocio del comercio de productos hortofrutícolas de toda la provincia.

Unos indicadores que equilibran la balanza comercial de la provincia de Almería y que sirven, a su vez, para amortiguar los momentos de especial dificultad económica que atravesamos.

Gas Natural ha sabido calibrar el alcance del sector agrícola y, por ello, trabaja en su decidida apuesta por distribuir este tipo de energía en los invernaderos del Poniente Almeriense. Un proyecto que arrancó en 2006 con la instalación de una planta de gas licuado en El Ejido, que en 2013 dio un paso más al obtener de la Junta de Andalucía la declaración de utilidad pública el proyecto de ejecución de las instalaciones de gas natural. Un propósito que sigue vivo y en expansión, apenas ocho años más tarde se trabaja en la próxima ampliación de dicha planta que pasará de 105 a 225 metros cúbicos.

Este suministro de energía encuentra en El Ejido un significativo nicho de mercado, con una superficie invernada superior a 11.766 hectáreas que, para comprender su magnitud real, supone casi la mitad del cultivo bajo plástico de la provincia, que cuenta con 25.903 has, y un cuarto de la de todo el país, con 55.800 has, lo que a su vez, se traslada al 55% de la población local, que se dedica a la agricultura de forma directa o indirecta.

La relevancia del campo también viene reflejada en las más de 70 empresas comercializadoras que se ubican en el municipio; cooperativas, sociedades agrarias de transformación y otras sociedades mercantiles. Todo esto viene a reflejar que en El Ejido hay establecido un sistema agrícola tecnoproductivo inserto plenamente en las nuevas formas de la agricultura mediterránea, que propugna un crecimiento selectivo de ciertos productos agrarios.
Hay que tener en cuenta, igualmente, que en este tipo de explotaciones, se dan uno o más ciclos de cultivo durante la campaña, de manera que la superficie se ve incrementada en un 80%, o dicho de otra manera, el índice de rotación es de 1,8 ciclos por hectárea.

Los profesionales de la materia y conocedores de todo este entramado productivo, valoran en su plena dimensión la envergadura del proyecto que comenzó a rodar en los compases finales de 2013, con la aprobación del proyecto de desarrollo gasista en Tierras de Almería con una extensión de 12,4 kilómetros, que permitirá ver mejoradas de forma muy significativa las infraestructuras de la zona y por tanto, los servicios que reciben los profesionales y las empresas.

Con la llegada de esta energía renovable, los invernaderos verán reducida su factura energética entre un 35 y un 50%, lo que permitirá generalizar el uso de la calefacción en la mayoría de las explotaciones y con ello generar un significativo aumento en la producción.

La apuesta de Gas Natural con el respaldo de las administraciones públicas, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, que viene a consolidar la capitalidad y el liderazgo como referente de la agricultura, representa un firme desafío por garantizar la viabilidad y el futuro de esta economía. Este tipo de actuaciones y mejoras suponen un potencial de desarrollo para las instalaciones, pero no sólo para la producción de frutas y hortalizas, sino también para sectores como el de la planta ornamental, que vienen demandando más apoyo energético en los últimos años.

Otra de las particularidades que no hay que pasar por alto, es el hecho de que la prestación de este suministro se adapta perfectamente al compromiso que las instituciones tienen adquirido con el medio ambiente y con el modelo de ciudad diseñado para las futuras generaciones, un municipio cuidadoso con su entorno que garantice una mejor calidad de vida para todos.

Cabe recordar en este punto que se están impulsando políticas locales de crecimiento sostenible, de eficiencia energética y de lucha contra el cambio climático basadas en el desarrollo de energías limpias, el avance en la Agenda 21, la adhesión al programa de Ciudad Amable, el Plan de Movilidad Urbana con el uso del transporte público o la proyección de tramos de carril-bici.

Ya el profesor de la Universidad de Almería, Pablo Campra, publicó hace años en la prestigiosa revista americana Environmental Science & Technology, una investigación clave donde se demuestra que los invernaderos de Almería son capaces de generar un enfriamiento de la temperatura local mediante la reflexión de la luz solar por las cubiertas plásticas.

Esta investigación apoya especialmente el modelo agrícola almeriense que, además de crear productos saludables para el consumidor, también protege el medio ambiente y mantiene la temperatura ambiental.

Tal y como ha recordado Achim Steiner, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, “frente a la degradación que persiste en el medio ambiente, a las amenazas de la contaminación y los residuos químicos y a los desafíos del cambio climático, la inmovilidad no es una opción”.

El campo almeriense es el alumno aventajado, está en continuo movimiento, lejos de entumecimientos y con numerosos esfuerzos, por lo que resulta doblemente complaciente que este proyecto se sustente en una de las fuentes de energía más limpias y respetuosas, ya que es la que contiene menos dióxido de carbono y la que lanza menores emisiones a la atmósfera, contribuyendo a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y por ende, mejora el aire de las zonas urbanas.

Es preciso reconocer que en este tránsito hacia una agricultura ecológica ha tenido y tiene un papel fundamental el agricultor que con el paso de los años han sabido adaptar el campo de un enarenado tradicional a un sistema tecnológico dinámico de ‘cultivos forzados’, ha tomado conciencia de la importancia de la sostenibilidad del sistema y ha aplicado unas prácticas agrícolas que optimizan al máximo la utilización de los recursos naturales.
La suma de todas estas cualidades deben de representar una mejora de la calidad de las plantas, frutas y hortalizas, cultivando con las garantías de seguridad y excelencia alimentaria que exige el consumidor europeo.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2014, en la sección


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009