Jueves 01 Diciembre 2022

Frente al ordenador. 

Así es como nos encontramos a diario los profesionales de medios de comunicación. Tenemos que escribir para locutar, subir a la web o llevar a imprenta aquello que los espectadores o lectores encontrarán en televisión, radio, periódicos e Internet. 

Un proceso que, cada vez, es menos sencillo. Durante ese período de tiempo se reciben llamadas, visitas a la mesa de personas de ‘rango’ superior que tratan intervenir en nuestro trabajo, etc. El periodista quisiera, entonces, encontrarse en una burbuja, mantenerse aislado y no sufrir interferencias que mermen la finalidad y objetivo que se persigue: informar, y bien. 

Aunque encontremos esos factores externos que tratan de interponerse entre el profesional y su ordenador, debemos obviarlos, espantarlos como si de una mosca que no para de molestar se tratase y continuar con nuestro cometido. Volver al origen de este trabajo y reducir todo aquello que disminuya la fuerza del mensaje entre el emisor y el receptor. 

Escribir, leer, volver a escribir, releer y dar por concluido nuestro texto cuando sólo nosotros estemos seguros de ello, con responsabilidad y profesionalidad. De eso sólo sabemos los periodistas.




Índice de esta sección

Crónica de un acuerdo anunciado


  

Elio Sancho


Perseverancia en la concentración de la oferta


  

Carmen Fenoy


Un cumpleaños convulso


  

Juan Arias


Sindicatos y siglo XXI: renovación y reinvención.


  

Natalia Ronco García


La crisis que pagamos


  

Antonio Fernández


Huele a chamusquina


  

Elizabeth de la Cruz


La fotovoltaica pasa del invernadero


  

José Antonio Arcos


Dejados de la mano de Dios


  

Pilar López




Artículos de este autor

Un cumpleaños convulso


2011 | Economía y Agricultura



La Balsa del Sapo, un problema en vías de solución


2013 | 



Un cumpleaños convulso


Controvertida. Así puede definirse, sin duda, la vigésimo quinta edición de la Expo Agro Almería, que se celebró en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce del 25 al 27 de noviembre de 2009. La feria agrícola de la provincia almeriense se convirtió entonces en el escenario ideal para la protesta de centenares de agricultores que no estaban ‘para fiestas’ después de una campaña agrícola que resultó nefasta.

La campaña 2008/2009 comenzó con muchos problemas derivados, principalmente, de las malas condiciones climatológicas que atormentaron al agro almeriense en los primeros meses del ejercicio y que ocasionaron grandes pérdidas a los agricultores. Asimismo, la falta de ayudas por parte de las administraciones competentes supusieron un motivo más de queja entre los productores que, para más inri, vieron cómo el Gobierno central no se oponía a un acuerdo comercial entre Marruecos y la Unión Europea (UE) que se ratificará este año y que, por un  lado, liberaliza la mayoría de los productos que ofrece el campo almeriense y, por otro, incrementa de forma considerable los cupos para hortalizas tan importantes para la provincia como el tomate. Con los ecos de las pérdidas ocasionadas por el temporal y la “indiferencia institucional”, los agricultores acudieron a Aguadulce con ganas de mostrarle a la consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, todo su malestar y su intención de no rendirse y seguir luchando por la viabilidad de sus explotaciones.

Quizá las formas –de hecho, desde muchos sectores del campo almeriense se censuró este comportamiento- no fueron las mejores, pero el fondo era más que legítimo, ya que los productores llevaban muchos días con unos precios en origen que no cubrían sus costes de producción. Lo que quedó patente es que los agricultores celebraron el cuarto de siglo de la Expo Agro asaltando el Palacio de Exposiciones y Congresos e impidiendo la inauguración del mayor evento agrícola de la provincia y que, precisamente ese año, aspiraba a doctorarse en el panorama internacional.

La feria se convirtió en el caballo de Troya de los agricultores para acercarse a la responsable de Agricultura de la Junta de Andalucía y también a la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) y a la Asociación de Empresarios Comercializadores Hortofrutícolas de Almería (Ecohal) y mostrarles su descontento por lo que consideraban y consideran una política de precios abusiva. Por el camino también hubo daños colaterales, ya que los stands de UPA y de Ifapa sufrieron las iras de los productores. La tensión era tal que, de hecho, desde la organización de la feria, a cargo de la Cámara de Comercio de Almería, se tomó la decisión de cerrar las puertas del recinto tres horas antes de lo previsto. De este modo, el suelo del Palacio de Exposiciones y Congresos roquetero –lleno de distintas hortalizas arrojadas por los productores- era fiel reflejo de la intensa protesta que durante horas protagonizaron los agricultores, descontentos con el devenir de la última campaña agrícola y el inicio de la nueva y que no eran más que la continuación de una etapa marcada por la pérdida de rentabilidad de sus fincas que ya muchos ni recuerdan cuándo comenzó.

Tras el primer día, algunos expositores como, por ejemplo, Ecohal, decidieron suspender los distintos actos y presentaciones que estaban previstos para la feria, lo que supuso que el evento quedara un poco descafeinado. Los días siguientes fueron de calma ‘chicha’, puesto que se desarrollaron sin incidentes, pero con un sosiego poco habitual para un evento donde el bullicio y las continuas relaciones comerciales son inherentes a la propia feria.

Futuro

No obstante, lo sucedido en la última edición de Expo Agro no ha minado las ganas de seguir desarrollando un evento de esta índole. Aunque con cambios significativos, este año, concretamente en abril, la agricultura volverá a concitarse en una feria que vuelve a sus orígenes, pero insistiendo en la importancia capital de darse a conocer más allá de las fronteras de la provincia.

Las grandes novedades de esta Expo Agro la convierten en una gran esperanza para reforzar la participación y los lazos de los principales actores del agro almeriense. Sin ir más lejos, el cambio de fecha –antes se celebraba en noviembre- beneficia a los grandes destinatarios de este evento, que no son otros que los propios agricultores. Asimismo, las casas de semillas han vuelto a encontrar su espacio en la feria y regresan como si del hijo pródigo se tratara.

En otro orden de cosas, y para despejar cualquier incógnita, el cambio de fecha del evento almeriense nada tiene que ver con la celebración también en noviembre de la recién nacida Fruit Attraction. Es más, desde la organización de uno y otro evento insisten en su complementariedad. Así, todos ganan en un sector que está desafiando y, de momento, sobreviviendo a la crisis económica. 

Pese a los malos augurios para los próximos meses, duros por la dureza de la propia crisis económica y por el miedo a una nueva caída de precios que haga tambalear los cimientos del sector, la agricultura almeriense hará lo que lleva haciendo toda la vida, sobreponerse a cualquier adversidad. Y lo hará por un motivo fundamental: demostrar que sigue siendo el pilar sobre el que se sustenta la economía provincial. Para que esto sea así, el sector tiene en Expo Agro su mejor herramienta.
Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2011, en la sección Economía y Agricultura
Palabras clave de este artículo: Expo Agro  |  agriculura  |  huelga  |  horticultura


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009