Miércoles 11 Diciembre 2019

Frente al ordenador. 

Así es como nos encontramos a diario los profesionales de medios de comunicación. Tenemos que escribir para locutar, subir a la web o llevar a imprenta aquello que los espectadores o lectores encontrarán en televisión, radio, periódicos e Internet. 

Un proceso que, cada vez, es menos sencillo. Durante ese período de tiempo se reciben llamadas, visitas a la mesa de personas de ‘rango’ superior que tratan intervenir en nuestro trabajo, etc. El periodista quisiera, entonces, encontrarse en una burbuja, mantenerse aislado y no sufrir interferencias que mermen la finalidad y objetivo que se persigue: informar, y bien. 

Aunque encontremos esos factores externos que tratan de interponerse entre el profesional y su ordenador, debemos obviarlos, espantarlos como si de una mosca que no para de molestar se tratase y continuar con nuestro cometido. Volver al origen de este trabajo y reducir todo aquello que disminuya la fuerza del mensaje entre el emisor y el receptor. 

Escribir, leer, volver a escribir, releer y dar por concluido nuestro texto cuando sólo nosotros estemos seguros de ello, con responsabilidad y profesionalidad. De eso sólo sabemos los periodistas.



Saluda

Covadonga Porrúa Rosa
Presidenta Asociación de la Prensa de Almería


De nuevo en la brecha.

Como los buenos ejércitos, no hemos retrocedido. Hemos dado un paso atrás para mirar al frente. Por eso, el que tienen entre sus manos es un Anuario muy especial. Especial porque abarca dos años. La crisis, la tan traída y llevada crisis, llegó a nuestras orillas e inundó nuestras páginas, anegándolas y paralizándolas. El Anuario no tiene espíritu de lucro. No vendemos ejemplares. Sólo buscamos publicidad que nos permita financiarlo. Y no teníamos garantías económicas suficientes para sacar adelante la edición del año pasado. Por eso, con enorme dolor pero con responsabilidad, decidimos esperar.

Este año, también con dificultades y muchos esfuerzos, hemos logrado cumplir con un compromiso que los periodistas de Almería tienen ya consolidado con ellos mismos y, sobre todo, con la sociedad: contar lo que ha pasado desde la reflexión, desde el análisis, desde la distancia que da el tiempo y, sobre todo, desde la libertad absoluta de todos los que escriben.

Algo complicado en estos tiempos que corren, en los que tantos intereses espúreos, tantas mordazas nos quieren imponer. Por eso, más que nunca, tenemos que agradecer el trabajo de Plataforma y, desde luego, el de las empresas e instituciones que no han dudado en anunciarse entre sus páginas, sin saber ni preguntar qué íbamos a contar en ellas.

Y eso que el espíritu crítico de nuestros compañeros crece con cada número. Claro que el repaso de nuestra pequeña historia provincial nos obliga: La Operación Poniente, con el Ayuntamiento de El Ejido y su alcalde Juan Enciso en el ojo del huracán, los casos de corrupción en distintos Ayuntamientos; la crisis económica y de valores... Sin olvidar por supuesto, un repaso a nuestra propia profesión, amenazada como siempre por la precariedad, y viviendo situaciones inverosímiles como las oposiciones de ACL, la radio de la Diputación; la contratación de un periodista en el Puerto o los despidos indiscriminados en la Radio Municipal de Adra.

Todo eso y mucho más es este Anuario, que han convertido en realidad dos mujeres, Marta Soler y Noelia Lázaro, que han conseguido darle forma, empuje y un espíritu abierto.

De nuevo, estamos en la brecha. Esperemos que por mucho tiempo


 


Año: 2011 | Sección: Editorial



Editorial

Marta Soler y Noelia Lázaro
Co-directoras de la Edición del Anuario 2010/2011


 

No ha sido fácil y después de mucho sufrir, la Asociación de la Prensa de Almería edita el octavo Anuario Crítico de Almería. La complicada situación financiera ha castigado a esta publicación que no pudo ver la luz en 2010. Afortunadamente, aquí está en 2011 con la esperanza de no faltar más a su cita anual, pero dependerá de muchos factores. Este Anuario pretende ofrecer un punto de vista pausado, reflexivo y de análisis acerca de los acontecimientos más destacados acontecidos durante los años 2009 y 2010 desde la perspectiva que ofrece el paso del tiempo y la visión, en conjunto, de las casuísticas que participan de un mismo hecho. Todo ello, de la mano de cerca de 70 profesionales de medios de comunicación a los que, desde estas líneas y nuevamente, damos las gracias por su desinteresada colaboración, así como a los fotoperiodistas cuyos trabajos ilustran estas páginas. Gracias, compañeros, por dedicarnos generosamente buena parte de vuestro valioso tiempo y haber formado parte de esta maravillosa complicidad y unión que se produce durante la elaboración del Anuario. 

Ellos y ellas nos han demostrado que la capacidad crítica es inherente a los buenos profesionales, así como la autocrítica. La profesión, a causa de las empresas periodísticas, no atraviesa por uno de sus mejores momentos. Los periodistas no somos ni hemos sido nunca ajenos a los despidos, la precariedad y los abusos laborales compañeros de viaje desde hace años a los que, además, dedemos sumar la constante puesta en entredicho de nuestra credibilidad. Las empresas editoras se empecinan en llevar el periodismo por caminos que no le corresponden y no pueden acabar con este noble gremio que necesita lanzar un nuevo mensaje a la sociedad en la que ha de encontrar su apoyo. La libertad de información, expresión y opinión es nuestro valor más seguro y a ella tenemos que aferrarnos si quieremos seguir realizando nuestro trabajo con honestidad, orgullo y valores propios de un sistema democrático como este. 

Os invitamos a todos a no mantenernos callados, a agudizar más que nunca nuestro sentido crítico, a perfilar aún más si cabe nuestra pluma. Es, en definitiva, la lucha de todos los que compartimos esta profesión y debemos estar unidos. Sólo de esta manera se podrán superar los obstáculos que nos coloquen en nuestro camino, una senda que debe conducir única y exclusivamente a la verdad y al trabajo bien hecho. Lo demás, no es periodismo, no es responsabilidad social, y quienes nos lo quieran imponer hacen y están haciendo un flaco favor a esta profesión que ha de resistir y reinventarse para resurgir con más fuerza que nunca.


 


Año: 2011 | Sección: Editorial



Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009