Miércoles 16 Octubre 2019

La Portada está fundamentada en dos elementos principales. Por un lado, un fondo de color negro reforzando la idea de ´Año Negro de la Prensa de Almería´, en cuyo conjunto se pueden leer algunas de las muchas circunstancias que ha tenido que sufrir el colectivo en el 2008. Por otro lado, la imagen procura representar la presión que sufren los informadores por parte de diversos sectores, y la precariedad laboral de muchos de los periodistas. 

En la fotografía, se representa a un profesional almeriense intentando realizar su trabajo, con los bolsillos sacados simbolizando ruina y las carencias que sufre en su puesto de trabajo. También hay dos hombres de corbata que simbolizan los grupos de presión. Éstos tienen los bolsillos llenos de dinero y, por ello, tiran de los brazos del periodista para manipular a su antojo la información que ha de salir publicada en el medio que ampara al periodista. 

* Joaquín Navarro, autor de la portada del `Anuario Crítico de Almería 2009´, trabajó como diseñador y maquetador en el desaparecido `Diario de Almería´, uno de los medios almerienses (junto con `El Director Económico´y `El Mundo Almería´) que cerró durante 2008. Situación que queda reflejada en la página principal de esta publicación.




diciembre'08


Este artículo pertecene al mes diciembre del anuario de 2009 |  Pulsa aquí para consultar titulares de diciembre  | Ir a portada

De reajuste a batacazo

África Mateo |  Artículo


 

Lo que al principio del año parecía un reajuste y poco después pasó a llamarse desaceleración, mostraba ya en el mes de diciembre su peor cara. Una crisis profunda despertaba de la ensoñación a miles de almerienses a finales de año. El salario medio de los almerienses se situaba ya en el tercer puesto del país por la cola y las listas del paro crecían de forma desmesurada. La euforia económica tuvo buena parte de culpa. Para muestra, un botón. Y es que, por ejemplo, Fadesa infló los precios de los terrenos de Lucainena y Antas un 3.000 por ciento. Al menos a cuatro inversores almerienses los cogió Madoff con su estafa; mejor suerte tuvieron en María y Garrucha, con un pellizco de la Lotería de Navidad. Y peor fortuna gastaron para el resto de la provincia que despidió otro año sin un solo kilómetro de AVE en obras y con un soterramiento muy consensuado pero en vía muerta por enésima edición. Mientras algunos ajustaban las cuentas o esperaban a los numerosos mercados de saldos que acechaban tras la Navidad para hacer los regalos, el Ayuntamiento de Almería no movió ficha para agilizar el traslado al rehabilitado Ayuntamiento de la capital –con su primera fase concluida tras visicitudes y retrasos–, a pesar de que la broma le cuesta 600.000 euros al año. Entre tanto, los alcaldes del Almanzora empezaron su cruzada para albergar la cárcel provincial.


 




Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009