Sábado 15 Diciembre 2018

Portada diseñada por Quinita Villacampa. Obra finalista del certamen de obra gráfica "Día de la libertad de Prensa". 

La Asociación de la Prensa y la Escuela de Arte, convocaron el I Concurso de Obra Gráfica. El requisito imprescindible fue que todas las obras estuviesen inspiradas en el artículo 20 de la Constitución. La portada de este Anuario, finalista de dicho certamen, representa un ratón de ordenador arrastrado por una cadena de grandes dimensiones.


Vocación independiente, espíritu crítico



Se ha hecho mayor. Y se ha ganado, por méritos propios, un hueco en nuestro encorsetado mundo informativo. Aquella aventura que impulsó la Asociación de Periodistas de Almería hace ya seis años, se ha consolidado. El Anuario, nuestro Anuario, se ha hecho adulto. Le han alimentado, cuidado y hecho crecer, con mimo, con anhelo, sus mentores. Los periodistas de esta tierra que le ceden, sin esperar nada a cambio, su pensamiento, sus creencias, su inteligencia.

Por eso cambia de estructura, de secciones, hasta de nombre. Llevamos a la portada el apellido que siempre tuvo este hijo nacido de más de un centenar de madres y padres.

Ahora es, oficialmente, el Anuario Crítico de Almería. Lo que siempre fue.

Porque, que nadie se equivoque, lo que tienen entre las manos no es un recopilatorio de cifras, datos y estadísticas; no es un mero resumen de titulares y ladillos de la actualidad de un año. De eso, ya se encargan otros.

Lo que hace especial, único, este Anuario, es precisamente el espíritu analítico, reflexivo, crítico, con el que fue impulsado. Lo lleva en los genes. En cada página. En cada línea, en cada palabra.

En estos tiempos que corren, en los que los periodistas seguimos aprisionados en una precaria realidad laboral; en los que las amenazas, la censura económica y la autocensura nos tienen atenazados en demasiadas ocasiones, el Anuario es y debe seguir siendo un espacio para la libertad de expresión.

Aquí los periodistas son libres. Algo así como un país donde no hay un único color, sino cien, y donde sus habitantes llegan con el pasaporte de su capacidad, su tesón, su bagaje. Y por supuesto, avalado con el único billete que respetamos todos los que nos dedicamos a esto por vocación: la verdad.

Un camino que nunca ha sido fácil. Los ditirambos siempre traen palmadas en la espalda y muchos menos problemas que señalar errores, contradicciones o denunciar vergüenzas de los poderosos. Pero esa es nuestra obligación. Para con los ciudadanos y también para con nosotros mismos.

Por eso agradecemos también el apoyo económico que nos dan cada año empresas e instituciones. Que no matan sistemáticamente al mensajero y que son capaces de entender que una crítica inteligente es mucho mejor que una lisonja idiota.

Y que defienden, como nosotros, que las únicas armas posibles en una sociedad democrática son la palabra y el pensamiento.

 


Año: 2008 | Sección: Editorial



En peligro de extinción



Si el periodista profesional sigue concentrando sus esfuerzos en transcribir ruedas de prensa, notas informativas y declaraciones previsibles de personajes públicos, en poco tiempo podremos declararnos en peligro de extinción. Para estas tareas básicas, las grandes empresas, como Reuters, ya están subcontratando redactores en países con costes laborales más bajos y conocimiento del idioma. En sus plantillas de las oficinas principales solo se quedan los periodistas capaces de hacer un buen análisis, una opinión o desenmarañar los datos de un estudio o estadística. En España es cuestión de tiempo que se empiece a contratar redactores ‘baratos’ en América Latina y la situación de desempleo podría crear un efecto dominó que afectaría a la mayoría de provincias.

Además, algunos medios digitales están comenzando a pagar (a precios de risa) colaboraciones a los ciudadanos que mandan sus propias crónicas, algunas de ellas mucho más valientes que las de periodistas profesionales.

Hay que comenzar a desterrar el ‘copiar y pegar’ de las redacciones. La ex directora de RTVE, Carmen Caffarel, lo dijo recientemente en Almería: «hay que redefinir la profesión periodística para devolverle la credibilidad». Si el periodista no quiere extinguirse deberá recuperar las viejas cualidades del Periodismo: el espíritu crítico, mirar con otros ojos, la distancia con el poder y la pasión por acercarse a la verdad y contarla. Además, el periodista deberá cultivar otras destrezas como leer mucho y variado, estar al día en nuevas tecnologías, en imagen y sonido, y muchas otras.

Uno de los periodistas más influyentes del Reino Unido, Paul Bradshaw, ha reflexionado en profundidad sobre el futuro del oficio. A su juicio: «el periodista profesional no puede seguir justificando su papel sencillamente procesando contenidos de la fuente al consumidor».

Igual me equivoco (el último año he vivido tres inviernos), pero este Anuario es un paso al frente en la reivindicación del periodismo futuro. Pedimos a nuestros colabores que se ‘mojen’ cada vez más. Es preferible una subjetividad honesta que una objetividad manipulada. El nombre (Anuario Crítico) es nuevo a pesar de su aroma añejo. También hemos cambiado la estructura interna. Entre otros objetivos, este Anuario Crítico debe servir para devolver la autoestima y la credibilidad al periodismo.

En este ‘nuevo’ Anuario puedes encontrar crítica y opinión, pero también análisis y reflexión, presentados así para que apetezca leer el libro entero. También los periodistas apuestan en sus páginas por una visión positiva de las mejores iniciativas de la provincia. El compromiso queda patente en una sección de ideas donde destaca la búsqueda de soluciones para los problemas más complejos. En resumen, con este Anuario queremos invitar a los lectores a reflexionar para mejorar la provincia.

 


Año: 2008 | Sección: Editorial



Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009