Sábado 07 Diciembre 2019

Sobre la portada


¡Oiga, que el deporte también se gestiona!

JUDITH VIDACAL
@judithvidacal

Durante los últimos años el deporte está experimentando un crecimiento muy importante en la provincia. Hemos visto a ciclistas de élite venir a entrenarse a Almería, cómo crecen los clubes de buceo en la costa, la presencia de triatletas cada vez más numerosa, la asistencia masiva a actividades deportivas de todo tipo, carreras, rutas y maratones. Es hora de hablar de la gestión del deporte.

Según el Comité Olímpico Internacional: “La práctica deportiva es un derecho humano. Toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo (…)”, se puede decir más alto pero no más claro… y yo añado: y un derecho fundamental y como derecho de tal envergadura, esencial para la vida de las personas. La práctica de ejercicio físico o de deporte (no me voy a meter en que término es más correcto de los dos, que cada cual lo llame como considere, lo importante aquí es que se lleve a cabo) es fundamental para el bienestar físico y mental. Esta afirmación parece de perogrullo pero sigue habiendo mucha gente que no la ha captado, y no me refiero al Alto Rendimiento o al deporte en el ámbito profesional, que por todos es sabido que sus beneficios para la salud son cuestionables, y aquí viene a colación eso de que “todo en exceso es malo”, hago referencia a la práctica deportiva popular, al deporte de a pie. La práctica deportiva moderada y constante nos ayuda a mantenernos “en forma” y a disfrutar de todas las cosas positivas que conlleva y ¡alarga la vida! (en ocasiones).  “O te mueves o caducas” rezaba un anuncio de televisión, yo lo cambio, “o te mueves o te oxidas”. Ha quedado clara mi postura sobre el tema, ¿no? ¡El deporte es salud y la salud es vida! Apología a favor del deporte siempre.

Como derecho humano de incuestionable importancia que es, las administraciones y los gobiernos tienen la obligación de asegurar y favorecer su práctica, así como de proporcionar y poner a disposición de los ciudadanos todos los medios necesarios para que ésta sea posible. Para que una sociedad sea activa y tenga cultura deportiva es necesario que su gobierno esté educado y concienciado en dicha materia para poder transmitir sus valores a la ciudadanía. Es la Administración la que tiene la llave para que su gente cambie de mentalidad y de percepción. El Deporte (con mayúscula) en su sentido más amplio es mucho más que pegarle patadas a un balón, rodar montado en una bicicleta, correr unos kilómetros o sudar después de haber hecho varias actividades dirigidas en el gimnasio… Deporte es una forma de vida, es un concepto, una cultura, unos valores, una filosofía, una expresión… Cualidades estas extensibles a todas las dimensiones deportivas y no sólo a la de competición y/o profesional aunque las instituciones las hayan marginado. La Administración Pública ha destinado siempre sus esfuerzos a la práctica deportiva de competición y a la promoción de la práctica deportiva en edad escolar, cerrando ahí la promoción del deporte y obviando al resto de la población. ¡Error! El deporte de élite es minoritario, por supuesto que se debe promocionar y velar por su desarrollo y proyección, pero los principales esfuerzos deben centrarse en la población general, en la práctica deportiva popular, que es la inmensa mayoría.

El año 2005 supuso un punto de inflexión en la percepción deportiva en la provincia de Almería. Se generó un nuevo concepto encaminado hacia el ocio y la salud frente al Alto Rendimiento, incentivado por la celebración de los Juegos del Mediterráneo. A partir de este momento entraría en juego la gestión deportiva profesional tal y como la entendemos en la actualidad. Una gestión que es aún muy joven y susceptible de miles de mejoras y ampliaciones, pero aún más joven en Almería, aquí todo llega con retraso y a duras penas… La realización de este gran evento produjo, no sólo un cambio de concepto, sino que se materializó en toda la provincia, se amplió significativamente el censo de instalaciones deportivas con espacios multidisciplinares pensados para todas las edades, sexo, niveles, etc.

La llegada del sector privado a la gestión de instalaciones y servicios deportivos ha dado paso al cambio de una práctica deportiva reglada a nivel federativo, a una práctica lúdico-deportiva pensada para todos. Esto ha provocado un cambio en la mente de los almerienses, una cambio a mejor (no todo van a ser malas noticias) que ha modificado sus hábitos reduciendo los niveles de sedentarismo de manera considerable en toda la provincia. Tal aumento ha generado el boom social hacia la práctica deportiva y con ella la organización de numerosas pruebas populares de running, triatlón, travesías a nado, Xtrail… y por ende, la creación de multitud de clubes deportivos. Hemos pasado de una población sedentaria a una población que ha alcanzado la madurez en el hábito deportivo en poco tiempo. Algunos hablan de moda pasajera, otros hablan de un cambio de mentalidad efímero. Sea como sea, la gente se está moviendo y la industria deportiva se está desarrollando, y las predicciones le auguran un futuro largo y prometedor… ¡Señoras y señores aún están a tiempo de subirse al carro!

Hay una gran oportunidad presente y futura en el ámbito de la Gestión Deportiva, un nicho que poco a poco se va abriendo camino, no sólo a nivel empresarial y de negocio, sino a nivel formativo. Son cada vez más la universidades que cuentan en su planes de posgrado con un master de Dirección y Gestión Deportiva y cada vez más los profesionales que demandan esta formación. Casi todos los centros deportivos de la provincia, especialmente los más nuevos y punteros, cuentan con personal cualificado y formado en esta materia, personal eminentemente masculino… y no es por falta de mujeres preparadas en este ámbito. Me consta que cada vez más el sector femenino se está decantando por esta salida profesional y espera tener su hueco igual que el masculino. Acabemos de una vez con esa creencia machista y rancia de que el deporte y su gestión es sólo para hombres. Creo que hemos demostrado por activa y por pasiva que lo hacemos tan bien como ellos, así que ya va siendo hora de quitar las telarañas de las mentes y abrirlas un poquito.

Tenemos todo lo necesario para que la Gestión Deportiva sea un campo primordial en la riqueza de la provincia: instalaciones punteras, gente (ellos y ellas) altamente cualificada, una población receptiva con buenos y amplios hábitos deportivos… Ahora sólo falta un poco de más interés por parte de las administraciones… ¡Oiga que el deporte también se gestiona!

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2014, en la sección Deportes


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009