Martes 01 Diciembre 2020

La portada es una reproducción de la imagen plasmada en una chapa que editó la Asociación de Periodistas de Almería y en la que se podían leer los hastags utilizados a través de Twitter por los periodistas para reivindicar la profesión y denunciar algunas de las situaciones que se estaban produciendo durante el año. Dicha chapa la vestimos muchos periodistas en todas las manifestaciones, que fueron muchas, y que tuvieron lugar durante los dos años de los que trata el Anuario de 2013.



Índice de esta sección

Una Clásica entre las clásicas


  

Juanjo Aguilera


Una alternativa para sumar: la Extreme Sailing Series


  

José Luis Paredes


Legajos de la herencia


  

Pablo Laynez


El éxito deportivo del trabajo sordo


  

Víctor J. Hernández Bru


Un oasis de campeones en el desierto


  

Fran García


Generaciones de oro


  

Tito Sánchez Núñez




Artículos de este autor

Y Pandora abrió su caja


2011 | Deportes



Generaciones de oro


2013 | Deportes



Generaciones de oro


La selección española de baloncesto pasó por la provincia de Almería en 2011 por primera vez en ocho años. Fue en el debut de la Gira Ñ de ese verano, previa a la disputa del Eurobasket de Lituania. El rival era Francia. Un partido que aseguraba, y llevó, un gran espectáculo a un Palacio de los Juegos Mediterráneos abarrotado, en el que apenas quedaban entradas desde unos días antes a la celebración del evento.

 

España no pasaba por tierras almerienses desde que jugara en El Ejido, en 2003, un torneo con rivales menores como Ucrania, Letonia y Polonia. De aquella época, pocos quedaban ya en la selección de Sergio Scariolo. Los integrantes de la generación de los júniores de oro, Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón y Felipe Reyes. Entonces, jóvenes con un futuro impresionante (el primero de ellos ya jugador de los Memphis Grizzlies de la NBA). Volvían ocho años después con otros jugadores de otra generación de oro. Muchos de ellos han llegado a la mejor liga del mundo. Hasta Almería vino un equipo formado por hasta cinco NBA: Pau Gasol, en Los Ángeles Lakers; su hermano Marc, en Memphis; Calderón, en Toronto Raptors; Rudy Fernández, que ese verano era traspasado desde Denver Nuggets al campeón Dallas Mavericks; y Serge Ibaka, perteneciente a Oklahoma City Thunder, y quien tras jurar la Constitución Española debutaría con el combinado nacional en el Palacio almeriense.

 

Además, España contaba con Ricky Rubio, que debutaría esa temporada con Minnesota Timberwolves; y Víctor Claver, que lo haría un año después con Portland Trail Blazers. Sin olvidarnos de que Navarro ya había jugado en la NBA previamente, en los Grizzlies. El combativo Felipe Reyes, que había perdido a su padre en los días previos al partido; Sergio Llull, convertido ya en uno de los mejores jugadores de la Liga ACB; y Fernando San Emeterio, máximo anotador de la liga española, eran otros de los integrantes del equipo, mientras que Víctor Sada y Carlos Suárez se jugaban la última plaza (resultó airoso el primero), con Rafa Martínez y Xavi Rey ya descartados por el seleccionador.

 

Francia también venía con lo suyo. Con Tony Parker, de San Antonio Spurs, a la cabeza, pero también con otros jugadores importantes en la NBA como Joakim Noah (Chicago Bulls), Boris Diaw (Charlotte Bobcats), Ronny Turiaf (New York Knicks) o Nicolas Batum (Portland), además de Kevin Seraphin (Washington Wizards). Y llegaba a Almería con más rodaje que el equipo de Scariolo.

 

España dominó desde el comienzo con la gran actuación tanto de Pau Gasol como de Juan Carlos Navarro, los dos mejores jugadores de baloncesto que ha dado este país. La defensa española hizo el resto para una plácida victoria por 77-53. Algunos ya vaticinábamos que este España-Francia de preparación podría ser un aperitivo de la final del Eurobasket de Lituania. Así fue y, como ocurriese en Almería, España se llevó la victoria para conquistar su segundo oro continental consecutivo. La selección se llevaría, un año después, la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, de nuevo con Pau y Navarro a la cabeza. Dos jugadores que han encabezado una generación de oro en el baloncesto español que, tras ser campeona del Mundo en categoría júnior, se ha colgado nada menos que un oro mundial, dos oros, dos platas y un bronce en Europeos; y dos platas olímpicas.

 

El paso de la selección española por el Palacio de los Juegos Mediterráneos sirvió para el despegue de otra generación de oro en Almería. Tanto en la grada como a pie de pista, ejerciendo como voluntarios, se encontraban muchos jugadores de categorías inferiores que han dado a la provincia los mayores logros en cantera en muchos años.

 

Esa misma temporada, el equipo más representativo, el Promobys Tíjola, se había quedado a un paso de lograr el ascenso a la LEB Oro, la segunda categoría nacional (por debajo de la ACB), y considerada como una de las mejores ligas europeas. Por detrás, la cantera de la Obra Social de Unicaja seguía dando pasos de gigante en los campeonatos autonómicos, consiguiendo algo impensable hace algunas temporadas: conquistar la medalla de oro en el Campeonato de Andalucía alevín femenino y la de plata en el andaluz alevín masculino. Éxitos que se hicieron extensibles, una temporada después (2011-2012), para los equipos de cantera de Adaba y CB Almería, que brindaron la mejor final provincial júnior que se recuerda en años. Ganaron los segundos, pero los primeros se tomaron luego su revancha en el campeonato autonómico, llevándose el tercer puesto en otra eliminatoria histórica para el baloncesto almeriense y clasificándose para jugar el Campeonato de España, en el que alcanzaron los octavos de final, cayendo a manos de uno de los clubes históricos del básquet nacional, el Joventut de Badalona. Ningún otro equipo almeriense de esta modalidad deportiva había llegado tan lejos en más de veinte años. Y lo hizo de la mano de un entrenador de la tierra que ha sido campeón de España con las selecciones autonómicas y que además es técnico de la Federación Española, Raúl Fernández.

 

Este nuevo despertar baloncestístico en Almería en 2011 y 2012 dejó también la celebración del Campeonato de España Universitario, con presencia de jugadores y jugadoras de Liga ACB, LEB Oro y Liga Femenina 1 y 2, y los cimientos de un CB Almería femenino que terminaría luchando al año siguiente por el ascenso a la segunda máxima categoría nacional.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2013, en la sección Deportes


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009