Martes 01 Diciembre 2020

La portada es una reproducción de la imagen plasmada en una chapa que editó la Asociación de Periodistas de Almería y en la que se podían leer los hastags utilizados a través de Twitter por los periodistas para reivindicar la profesión y denunciar algunas de las situaciones que se estaban produciendo durante el año. Dicha chapa la vestimos muchos periodistas en todas las manifestaciones, que fueron muchas, y que tuvieron lugar durante los dos años de los que trata el Anuario de 2013.



Índice de esta sección

Una Clásica entre las clásicas


  

Juanjo Aguilera


Una alternativa para sumar: la Extreme Sailing Series


  

José Luis Paredes


Legajos de la herencia


  

Pablo Laynez


El éxito deportivo del trabajo sordo


  

Víctor J. Hernández Bru


Un oasis de campeones en el desierto


  

Fran García


Generaciones de oro


  

Tito Sánchez Núñez




Artículos de este autor

El éxito deportivo del trabajo sordo


2013 | Deportes



El éxito deportivo del trabajo sordo


Cuando Carmen Martín disputaba el Campeonato de Andalucía infantil de balonmano femenino, probablemente soñaría con convertirse en jugadora profesional de su deporte. Sin embargo, no es fácil que pudiera imaginar lo que precisamente el deporte le iba a deparar.

Cuando Carlos Tejada, probablemente en compañía de su padre, se sumergió por vez primera en una piscina de entrenamiento, para completar con trabajo físico sus protocolos de aprendizaje en relación con las capacidades especiales que posee, es más que probable que ninguno de los dos se presentara ese día en el club pensando en llegar adonde este almeriense ha conseguido hacerlo.

Cuando Joaquín Reina agarró por vez primera una raqueta de bádminton, en la Escuela Municipal de Almería, ni él ni su padre, profesional del deporte de toda la vida, aspiraran a lo que este joven de 15 años ha conseguido, ni mucho menos a lo que las previsiones auguran para su carrera a partir de ahora.

Ninguno de los tres practican deportes mayoritarios; ninguno logrará hacer fortuna con su práctica deportiva; y será difícil que alguno de ellos sea el protagonista de una portada de periódico, a pesar de que dos de ellos han disputado Mundiales y a otro se le augura la presencia en competiciones del más alto nivel más pronto que tarde.

Son otra cara del deporte. La cara de la superación, de la ilusión sorda, del trabajo sin focos, del día a día, de las canchas vacías y el eco que producen, de las series solitarias; la cara del deporte como afición, de la salud, de los sueños cumplidos y de la recompensa al esfuerzo; la cara del éxito por el trabajo, de la meritocracia deportiva universal.

Carmen Martín no olvidará el año 2012. El año en el que disputaba sus primeros Juegos Olímpicos, en Londres, donde la selección dirigida por Jorge Dueñas, las llamadas ‘guerreras’, alcanzaba la medalla de bronce; el año en el que subió al podio, aunque no pudo compartir toda la trayectoria triunfal en la pista con sus compañeras, al lesionarse de gravedad en la antesala de los cuartos de final.

Carmen es ya una institución en la selección, un peso pesado, una fija. A sus a sus 24 años, su trayectoria profesional está plagada de éxitos, con una plata en el Europeo de Macedonia en 2008 y dos bronces, uno en el Mundial de Brasil de 2011 y otro en los Olímpicos de Londres, el pasado verano. Por clubes, Carmen lleva en su DNI deportivo dos Ligas en España, dos Copas de la Reina y dos Supercopas de España.

Ya en sus inicios, en BM Roquetas, club que le llevó al Campeonato de España en categorías de cantera, esta extremo derecho apuntaba maneras de grande del balonmano. En él llegó al primer equipo y a la Liga ABF, la máxima en la competición española. Y de ahí emigró a tierras alicantinas, para terminar formando parte del plantel del último acreedor de la hegemonía en el balonmano femenino español: Itxaco Reyno de la Navarra. Este 2012, el destino le ha llevado al Krim Mercator de la liga eslovena, convirtiéndola en una más del éxodo deportivo español en determinados deportes, hacia latitudes donde la crisis no golpea tan fuerte al deportista profesional como en nuestro país.

2012 tampoco será fácil de olvidar para Carlos Tejada, una persona con capacidades especiales (también se los conoce como personas con discapacidad, aunque este término no refleje exactamente su realidad), un torbellino volcánico de actividad que ha volcado su efervescencia vital sobre el estudio, el trabajo, la familia y también sobre el deporte, donde ha alcanzado cotas impensables, casi imposibles de soñar. Campeón de España en dos distancias desde el año 2006, está reconocido por el Consejo Superior de Deportes como ‘Deportista de Alto Nivel’, actual mejor deportista adaptado de Andalucía y, en 2012, un serio candidato hasta última hora a participar en los Juegos Paralímpicos de Londres, que se escaparon in extremis y por muy poco.

Además de combinar esta actividad prácticamente profesional en el deporte, con dos entrenamientos diarios, con su trabajo en el Patronato de Deportes de Almería y con un carácter muy familiar y una vida intensa con sus amigos, tiene tiempo para convertirse en bandera de las personas con capacidades especiales, de la mano de la Asociación Verdiblanca, protagonizando vídeos promocionales y difundiendo las amplias posibilidades que las personas con capacidades especiales como él tienen para afrontar una vida plena.

Y luego está Joaquín Reina. Si Carmen Martín y Carlos Tejada son ya realidades firmes del deporte español, Reina se ha inscrito por méritos propios en la nómina de sólidas promesas, de indiscutibles candidatos a convertirse en una de las caras de nuestro deporte patrio, en su caso en el bádminton.

2012 fue, para él, el año en el que Joaquín no sólo se alzaba al primer puesto del ránking estatal de bádminton en categoría infantil, sino que llegaba al Campeonato de España de dicha categoría en ese puesto, corroborando su condición de favorito con un triunfo absoluto, con una victoria inapelable, no cediendo ni un solo set en el campeonato. En Tenerife, el ‘alumno’ convertido en ‘maestro’ de la Escuela Municipal de Almería y el Club Mercapinturas formalizaba su candidatura a representante español de la modalidad.

Una candidatura también refrendada con su salto a la selección española, tras saltar a la categoría sub-15, donde tampoco conoce la derrota por el momento. 

Son tres caras del deporte más puro, del deporte sin flashes, sin autógrafos y sin ceros en los contratos. Del deporte por el deporte y, por él y a través de él, el éxito también sin contaminación. El éxito del trabajo bien hecho.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2013, en la sección Deportes


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009