Martes 01 Diciembre 2020

La portada es una reproducción de la imagen plasmada en una chapa que editó la Asociación de Periodistas de Almería y en la que se podían leer los hastags utilizados a través de Twitter por los periodistas para reivindicar la profesión y denunciar algunas de las situaciones que se estaban produciendo durante el año. Dicha chapa la vestimos muchos periodistas en todas las manifestaciones, que fueron muchas, y que tuvieron lugar durante los dos años de los que trata el Anuario de 2013.



Índice de esta sección

La miel en los labios y Arenas


  

Simón Ruiz


PSOE de Almería, renovarse o morir


  

Iván Gómez


Campaña 2011, pobre e insípida


  

Javier Romero


¿Cuánto cuesta un café?


  

Miguel Cárceles


Míos, tuyos, nuestros


  

Alicia Amate


El caso Poniente en su laberinto


  

Antonia Sánchez Villanueva


Elsur sigue en lucha


  

Almudena Fernández




Artículos de este autor

Glorias y memorias de una ciudad deportiva


2008 | U.D. Almería de Primera



Caso Almería. Verdad incompleta


2007 | Sociedad



Vuelos que vienen y se van


2011 | Infraestructuras



La miel en los labios y Arenas


2013 | Política



La miel en los labios y Arenas

Simón Ruiz
Periodista

El Partido Popular quiso hacer historia en la provincia de Almería en 2012 y se quedó, como dice una frase más que hecha, con la miel en los labios.

Lo que viene a continuación no es más que el recuerdo de lo que supuso el año pasado para los populares almerienses. Ese año, en concreto el 25 de marzo de 2012, pasará a la historia como el día en el que las encuestas fallaron. Y, además, de manera estrepitosa, en la comunidad autónoma de Andalucía.

Fue con motivo de las elecciones autonómicas cuando el Partido Popular pareció enfilar en línea recta el camino hacia el poder de la Junta de Andalucía. Todas las encuestas, o casi todas, daban al PP la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas del 25-M. Incluso en Almería, donde los populares tenían a siete de los 12 parlamentarios, los sondeos les otorgaban un escaño más.

Si las encuestas acertaban, esta provincia tendría por vez primera a un parlamentario por esta circunscripción electoral como presidente de la Junta, Javier Arenas. El PP mantuvo siete escaños.

En esta ocasión, como también en otras, las encuestas fallaron y los socialistas pudieron conservar el poder en Andalucía gracias a un pacto de gobierno con Izquierda Unida.

Basta comprobar los datos de participación en los comicios autonómicos celebrados en marzo de 2012 –poco más del 60 por ciento- para llegar a la conclusión de que la acción política que más cercana le llega al ciudadano junto a la municipal apenas despierta el interés del electorado.

¿Influyó esa poca participación en los resultados que se dieron en Almería hace un año? Es más que probable. El Partido Popular, con Javier Arenas como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía por esta circunscripción electoral, no pudo superar su techo de 7 de los 12 parlamentarios en juego. Si llegaba a 8, como pronosticaban muchas de las encuestas, alcanzaría su cenit: el poder en el sevillano Palacio de San Telmo. Los sondeos fallaron y, a día de hoy, Arenas Bocanegra se mantiene como parlamentario almeriense del PP, aunque con una mirada de reojo hacia Madrid.

A partir del 25 de marzo, el PP entró -aunque negado por sus dirigentes- en un estado de shock del que muchos opinan que aún no se ha recuperado. Los populares andaluces, como consecuencia de ese querer y no poder, han cambiado incluso de líder. El nuevo presidente se llama Juan Ignacio Zoido y está casado con una almeriense, Beatriz Alcázar”.

Zoido encontró en el congreso andaluz, adelantado por la marcha precipitada de Javier Arenas, el apoyo de los populares almerienses, liderados por Gabriel Amat.

En este año 2012, la crisis estuvo muy presente en los mensajes políticos de los diversos representantes, entre ellos el citado Amat.

“Es muy triste para un político ver que a su despacho entran vecinos de su pueblo a pedir un cartón de leche. Mientras siga entrando uno, me seguiré acordando de Zapatero y del Partido Socialista”.

La frase se la he escuchado varias veces a lo largo del último año al presidente provincial del Partido Popular y de la Diputación de Almería, a cuentas de las consecuencias de la crisis económica que azota España desde hace varios años. Así lo recordaba en mi análisis político del año 2012 en el Anuario de LA VOZ.

Sí, son las consecuencias de la crisis, pero hay muy distintas formas de ver los orígenes de la misma. Mientras que desde las filas del PSOE se apunta al desacierto de centrar todo el desarrollo económico en el sector de la construcción, desde el Partido Popular se gira la mirada a unos deberes que no llegó a hacer el anterior mandatario de La Moncloa para reactivar la economía de este país.

Lo pone como ejemplo en muchas de sus intervenciones el diputado y portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando. Se han presentado a la opinión pública muchos Presupuestos Generales del Estado con inversiones multimillonarias para la provincia de Almería y, al final, el grado de ejecución de esas partidas era casi ridículo. Por poner un ejemplo, en los tramos en obras para la llegada de la Alta Velocidad ferroviaria no se llegaron a gastar unos 500 millones de euros.

La realidad, según él, es que nos encontramos “con tramos del AVE que se van a convertir en un espacio vallado, con un vigilante jurado y un perro guardián”.

Hernando, otro político destacado del Partido Popular, se situó en 2012 en las altas esferas del Congreso. Aquí, en las almerienses, las miradas siguieron dirigidas hacia el binomio popular que representan Gabriel Amat y Javier Aureliano García. El congreso de los populares almerienses en El Ejido, aplazado por la trágica riada de finales de septiembre en el Levante almeriense, confirmó a ambos como presidente y secretario provincial del PP.

Amat renovó mandato y apenas hizo cambios en el núcleo duro de la estructura popular. Aunque hubo ascensos que no pasaron desapercibidos. Como el de Ramón Fernández Pacheco, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almería, y otros ediles como el capitalino Manuel Guzmán y la ejidense Julia Ibáñez.

Medio año después del congreso popular, en una visita a Almería del número dos del PP a nivel andaluz, José Luis Sanz, la dirección regional renovaba su confianza en el proyecto de Gabriel Amat.

“En las municipales de 2015, el PP de Almería será la formación con mayor respaldo de toda Andalucía”, vaticinaba Sanz tras presidir una reunión del Comité de Dirección.

Pero para la cita electoral de los comicios locales aún faltan dos años. Las próximas serán las europeas y para entonces ya empezarán a sonar de nuevo las canciones ‘pegadizas’ de los partidos, a llenarse las paredes de carteles, a inundarse los correos de comunicados, a cruzarse acusaciones en las redes sociales, …

Mientras tanto, los partidos siguen como si estuvieran en campaña, aunque en estos tiempos con un añadido: el desapego de los ciudadanos hacia la política les provoca cierta sensación de preocupación. Quizá no la trasladen, pero no la tienen.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2013, en la sección Política


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009