Martes 19 Noviembre 2019

La portada es una reproducción de la imagen plasmada en una chapa que editó la Asociación de Periodistas de Almería y en la que se podían leer los hastags utilizados a través de Twitter por los periodistas para reivindicar la profesión y denunciar algunas de las situaciones que se estaban produciendo durante el año. Dicha chapa la vestimos muchos periodistas en todas las manifestaciones, que fueron muchas, y que tuvieron lugar durante los dos años de los que trata el Anuario de 2013.



Índice de esta sección

15M: La indignación continúa


  

María del Mar Carrillo


Desafiar a la naturaleza sale caro


  

Jenifer Simón


Una historia del crimen de Fiñana


  

Javier Pajarón


Brotes verdes y viviendas ilegales


  

Guillermo Mirón


Lo nuevo, lo viejo, lo soñado


  

María Medina


Y la austeridad llegó a las aulas


  

Maribel Amat


25 años del Plarque Natural de Cabo de Gata-Níjar


  

Antonio Hermosa


Calar Alto, enamorados del cielo


  

Mabel Angulo


Crisis y discapacidad: El valor y el precio de los derechos


  

Alejandro Guillén


Echar a andar por la multi-Almería


  

Víctor Navarro




Artículos de este autor

Hortyfruta, un antes y un después


2008 | Almería en Positivo



Las energías renovables son presente


2007 | Medio Ambiente y Salud



Vuelva usted mañana


2011 | Urbanismo y medio ambiente



Calar Alto, enamorados del cielo


2013 | Sociedad



¿A dónde vamos sin ciencia?


2014 | Economía



Calar Alto, enamorados del cielo

Mabel Angulo
Periodista

El Observatorio Astronómico de Calar Alto cuenta con la zona más extensa en Europa de protección contra la contaminación lumínica. Una norma que veía la luz el 14 de febrero de 2011. Llegaba así la solución a una de las principales amenazas que rondaba al Observatorio y que ponía en peligro la calidad del cielo que hace cuarenta años llevó a los alemanes a elegir la Sierra de los Filabres como lugar para la construcción de sus instalaciones astronómicas en el hemisferio norte.

Se han establecido dos zonas de protección, Z1 y Z2. Que abarcan cincuenta y siete municipios en 3.788 kilómetros cuadrados entre las provincias de Granada y Almería.

A partir de esta fecha toda instalación nueva debe cumplir con los requisitos que establece la norma para evitar que la luz se proyecte hacia el cielo. Astrónomos y ayuntamientos van de la mano en la protección del cielo nocturno, aunque con la crisis económica los cambios en las luminarias van más despacio de lo deseado.

La normativa trae grandes beneficios científicos pero también culturales y un terreno que comienza a explotarse,  el astroturismo. Las ciudades y pueblos sobreiluminados nos impiden ver uno de los paisajes más bonitos que nos ofrece la madre naturaleza, y no es otro que el de un cielo estrellado. El poder observarlo a simple vista se está convirtiendo en un reclamo turístico que muchos pueblos del interior están comenzando a ofertar. También se plantea como un atractivo más de los parques naturales de Andalucía.

Un cielo de calidad es la pieza clave para un observatorio astronómico donde los astrofísicos  buscan respuestas sobre la formación del Universo. Calar Alto participa en esta búsqueda. Califa es el nombre de uno de estos proyectos y ha ofrecido por primera vez a la comunidad científica un catálogo de uso público de más cien galaxias.

El estudio de los datos, con toda probabilidad, pondrá en duda algunas de las teorías que ahora se dan como válidas.  El grupo de astrónomos en los próximos tres años hará un muestreo de hasta 600 galaxias.  Quedan por delante muchas noches de observación en el Telescopio 3.5, el más grande y buque insignia del Observatorio.

Los objetos celestes además de ser estudiados por los astrofísicos inspiran la conocida como astrofotografía. Calar Alto participa en un proyecto con la Fundación Descubre, organismo para la divulgación de la ciencia en Andalucía y la universidad de Valencia, para crear una galería de fotos en la que podamos ver y admirar la belleza de una supernova, de una nebulosa o de un cúmulo de estrellas.

La calidad de estos trabajos ha sido reconocida por la NASA. Los APOD, son como los Oscar, para las imágenes astronómicas. De los nueve trabajos realizados  hasta ahora con el telescopio 1.23, siete han obtenido esta mención. La última en septiembre de 2012 por la astrofotografía de la nebulosa PK 164, un nombre muy frío para tanta belleza.

Las instalaciones de Calar Alto han servido también para conseguir un récord mundial al observar las nubes noctulicentes lo más al sur que hasta ahora se han podido ver. Es un tipo de nubes que se forman en los polos, y es extraño encontrarlas como sucedió en junio de 2011 en los Pirineos. El grupo de investigación apunta que podría ser una explicación más del cambio climático.

Normativas, descubrimientos y observaciones que muestran la importancia del Observatorio entre la comunidad científica, no solo de nuestro país sino también a nivel internacional. Pero además, el Observatorio es un centro de servicios, quizás una de sus facetas más desconocidas. Calar Alto aluminiza espejos; es una protección con la que se recubren los espejos de los telescopios. En la actualidad es el único centro que lo ofrece en nuestro país. Por ejemplo, el telescopio Herschel de la Agencia Espacial Europea que se encuentra actualmente en una misión espacial fue tratado en Calar Alto, al igual que el telescopio solar Sunrise y el de la Universidad de Moscú.

Son  logros del Observatorio durante los años 2011 y 2012. que ponen de manifiesto la calidad de sus instalaciones y el magnífico embajador del nombre de Almería que supone Calar Alto. Un prestigio poco conocido por el gran público; por un lado, por la propia política del centro, aunque hay que reconocer que esta actitud ha experimentado un cambio en los últimos años con un trabajo importante de divulgación sobre los proyectos en los que participa el Observatorio; y, por otro, por la lejanía de las instalaciones de los núcleos de población que lo ha mantenido como un objeto deseado pero de difícil acceso.

Pero es ahora cuando el apoyo a la permanencia en el territorio de estas instalaciones se hace necesario. Y es que 2012 se despedía con el anuncio de que los recortes económicos  llegaban al Observatorio. Las primeras informaciones se referían a bajada de salarios e incluso de despidos, aunque los peores augurios apuntaban a una posible reducción del instrumental, una predicción que todavía desconocemos y cuya resolución no sabremos hasta el próximo anuario- Esperemos que para entonces podamos contarles que el Observatorio Astronómico de Calar Alto sigue siendo un equipamiento de primer orden y que la economía pura y dura  no ha dado al traste con nuestro prestigio a nivel mundial. Que los políticos de esta provincia se olviden de colores y sepan defender los intereses de Almería en su aportación a la Ciencia, con mayúsculas. Tanto que podríamos pasar a la historia como el primer Observatorio que encuentre un planeta como la Tierra. Cármenes es uno de los proyectos de futuro para el telescopio más grande de Calar Alto, que se dedicará a estos menesteres pero que quedaría huérfano si el resto de los telescopios reciben el hachazo de la crisis.

Esperemos que ésta no cubra con su velo negro el cielo de Almería.

Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en el Anuario Crítico de Almería 2013, en la sección Sociedad


Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009