Sábado 15 Diciembre 2018

Frente al ordenador. 

Así es como nos encontramos a diario los profesionales de medios de comunicación. Tenemos que escribir para locutar, subir a la web o llevar a imprenta aquello que los espectadores o lectores encontrarán en televisión, radio, periódicos e Internet. 

Un proceso que, cada vez, es menos sencillo. Durante ese período de tiempo se reciben llamadas, visitas a la mesa de personas de ‘rango’ superior que tratan intervenir en nuestro trabajo, etc. El periodista quisiera, entonces, encontrarse en una burbuja, mantenerse aislado y no sufrir interferencias que mermen la finalidad y objetivo que se persigue: informar, y bien. 

Aunque encontremos esos factores externos que tratan de interponerse entre el profesional y su ordenador, debemos obviarlos, espantarlos como si de una mosca que no para de molestar se tratase y continuar con nuestro cometido. Volver al origen de este trabajo y reducir todo aquello que disminuya la fuerza del mensaje entre el emisor y el receptor. 

Escribir, leer, volver a escribir, releer y dar por concluido nuestro texto cuando sólo nosotros estemos seguros de ello, con responsabilidad y profesionalidad. De eso sólo sabemos los periodistas.





septiembre


Este artículo pertecene al mes septiembre del anuario de 2011 |  Pulsa aquí para consultar titulares de septiembre  | Ir a portada

Huelga ‘Fantasma’



Unos 3.500 trabajadores salieron a la calle en la primera huelga general convocada por los sindicatos en el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. ‘Mucho ruido y pocas nueces’ definiría a la perfección el desarrollo de una jornada en la que exceptuando las principales calles y centros comerciales de la capital todo se desarrolló con total normalidad. Los menores, en sus colegios; los enfermos en hospitales y centros de salud, los funcionarios en sus puestos de trabajo... Pocos fueron los que vieron interrumpido su quehacer diario por motivo de la tan anunciada paralización social. Los piquetes informativos -alrededor de 600- se encargaron a primera hora de la mañana del cierre de las grandes superficies y pequeños comercios, pero sólo a su paso porque horas después y pasada la tempestad regresó la calma o, lo que es lo mismo, la reapertura de sus negocios, como si se tratara de un día habitual.




Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009