Martes 10 Diciembre 2019

Frente al ordenador. 

Así es como nos encontramos a diario los profesionales de medios de comunicación. Tenemos que escribir para locutar, subir a la web o llevar a imprenta aquello que los espectadores o lectores encontrarán en televisión, radio, periódicos e Internet. 

Un proceso que, cada vez, es menos sencillo. Durante ese período de tiempo se reciben llamadas, visitas a la mesa de personas de ‘rango’ superior que tratan intervenir en nuestro trabajo, etc. El periodista quisiera, entonces, encontrarse en una burbuja, mantenerse aislado y no sufrir interferencias que mermen la finalidad y objetivo que se persigue: informar, y bien. 

Aunque encontremos esos factores externos que tratan de interponerse entre el profesional y su ordenador, debemos obviarlos, espantarlos como si de una mosca que no para de molestar se tratase y continuar con nuestro cometido. Volver al origen de este trabajo y reducir todo aquello que disminuya la fuerza del mensaje entre el emisor y el receptor. 

Escribir, leer, volver a escribir, releer y dar por concluido nuestro texto cuando sólo nosotros estemos seguros de ello, con responsabilidad y profesionalidad. De eso sólo sabemos los periodistas.





enero


Este artículo pertecene al mes enero del anuario de 2011 |  Pulsa aquí para consultar titulares de enero  | Ir a portada

Tragedia sobre el mar



Faltaba muy poco para concluir la maniobra y regresar a la base donde se daría por terminada la práctica, pero trágicamente no fue así. El 21 de enero de 2010 tres de los cuatro tripulantes del helicóptero ‘Helimer 207’, perteneciente a la base de Salvamento Marítimo en Almería, perdieron la vida al precipitarse esta nave al mar. Sucedió pasadas las ocho y media de la tarde, momento en el que desde el Aeropuerto de Almería se perdió contacto con la nave. Los cadáveres de los fallecidos (piloto, copiloto y operador de grúa) fueron rescatados en días diferentes y el helicóptero se recuperó del fondo del mar al cuarto día del siniestro. El Ministerio de Fomento –cuyo titular, José Blanco, se desplazó hasta Almería abrió una investigación que sigue su curso. Se ha avanzado que el fallo podría haber sido humano tras descartar problemas mecánicos.




Si desea realizar un comentario sobre este artículo, recuerde hacerlo siendo respetuoso. Su comentario será validado por el administrador del sitio y publicado siempre que no sea ofensivo para el autor o lector de este artículo.


Autor

Web

Correo

Texto


Los textos recogidos en esta edición digital pertenecen a las ediciones publicadas, en sus respectivos años, del Anuario Crítico de la Asociación de Periodistas y Asociación de la Prensa de Almería | Para ponerse en contacto con nosotros o notificar algún tipo de abuso realizado en los comentarios de los textos publicados, puede escribir a nuestro email info@anuariocritico.es | También puede visitar nuestra web
Página subvencionada por la Diputación Provincial de Almería
Asociación de Periodistas | Asociación de la Prensa de Almería | Pz. San Sebastián, 5, G. Comercial Edf. Concordia, 1,1. 04003 Almería. | © Copyright 2009